Para acceder al Evangelio del Día, pulse aquí

Saluda Junta de Gobierno

Bienvenidos a la página web de la Pontificia, Ilustre y Muy Antigua Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén, María Santísima de las Misericordias, San Juan Evangelista y San Francisco de Écija.

Es una verdadera alegría el poder iniciar un nuevo camino dentro de la informática, convencido de la importancia que tiene el uso de esta tecnología, naciendo con un diseño para que de a conocer a todos los que la visiten, la peculiar idiosincrasia de nuestra Hermandad.

Nace esta página para adaptarnos a los tiempos modernos al disponer hoy en día de este medio de comunicación pero sin perder la esencia. Sería una torpeza no hacer uso de él. Considero que es una magnifica herramienta para llegar a todos los hogares en cualquier día y hora del año, para que todos los hermanos puedan estar informado de todo lo referente a nuestra Corporación.

Jesucristo cuando se dirigía a las masas para predicar solía subirse en una colina para que todos le vieran y le escucharan. Era el mejor medio que existía para transmitir su mensaje y su palabra. Hoy día, con el continuo avance y la incorporación de tantas nuevas tecnologías, el mejor medio que existe actualmente para transmitir y llegar a conocimiento de todo el que este interesado, es sin lugar a dudas, este que hoy inauguramos.

Nuestra página a la que conoceremos con el nombre de “Hermandad de San Juan”, se convierte en un nuevo medio de comunicación de todos los hermanos así como de todos aquellas personas que se sientan interesadas por nuestra Hermandad. Aquí, entre otras cosas, podréis conocer la historia de la Hermandad desde sus inicios hasta nuestros días. También contará con una cumplida información de todos las actividades y noticias, además de un número de fotografías de la vida de la Hermandad, de sus imágenes, patrimonio, cultos, Estación de Penitencia, etc. Al navegar por nuestra página se podrán leer todos los boletines que hemos editados, los pregones pronunciados por hermanos de nuestra Institución y será bienvenida cualquier idea o aportación que nos hagan llegar para que sea incorporada.

Con el deseo de que su visita a nuestra web le resulte gratificante le pido a Nuestro Padre Jesús Nazareno y a María Santísima de las Misericordias que os colmen de bendiciones.

Junta de Gobierno

Bajo las Cinco Cruces

Como hermanos en Jesús Nazareno, las Cinco Cruces de nuestro escudo representan las cinco llagas del Redentor. Son como cinco ventanas abiertas a la vida pascual de Aquel que pasó haciendo el bien y abrazando nuestras cruces para transfigurarlas y sanarlas. El culto y la caridad han sido, tradicionalmente, los pilares sobre los que se han fundado nuestras hermandades. Su razón de ser y de existir. El culto verdadero, como discípulos del Nazareno que abrazamos también la Cruz de la fe y del compromiso, es aquel que se fundamenta en nuestra coherencia de vida. Conformar nuestra vida a los valores del evangelio.

No pocas incertidumbres y retos exigen de nosotros nuevas respuestas en el camino de la fe. Si estamos atentos a los ‘signos de los tiempos’ nos encontramos en la hora de los testigos, de dar testimonio en los espacios de la vida y en la sociedad en la cual nos insertamos. Nuestro Arzobispo nos señala como prioridades en su Carta pastoral la atención a la familia y a los jóvenes.

Curiosamente, dos valores que se podrían potenciar en el interior de nuestras hermandades. Como espacio de convivencia de varias generaciones, ellas son un espacio privilegiado para vivir la transmisión de la fe. Tenemos el mandato de pasar la memoria de nuestros mayores a aquellos que se van acercando a la hermandad, a los que van naciendo en ella. La Iglesia es memoria y profecía. Testimonio y anuncio. Y debemos cuidar este ‘depósito de la fe’ que suponen nuestras corporaciones, en su autenticidad. Justamente en un una hora y un tiempo marcados por la falta de reflexión, el consumismo que anula la persona y la dinamicidad que solapa los procesos y los tiempos para aprender.

La hermandad es tiempo, memoria aprendida y amada. Esas llagas abiertas del Redentor también nos comprometen a actualizar nuestro compromiso concreto, abrazando o haciendo más llevadera algunas cruces de nuestros hermanos más debilitados. Nuevas pobrezas urgen de nosotros un compromiso generoso, como el del Nazareno. La caridad como expresión máxima del Dios de Jesús de Nazaret que dignifica a cada persona.

Tenemos, hermanos de San Juan, un hermoso y coherente proyecto de sentido a la vida y para poner palabras de vida en tantos espacios de soledad y desesperanza. Ese es el mensaje redentor de la Cruz de nuestro escudo.

Rvdo. Sr. Don Pablo Colón Perales
Rector de la Iglesia de San Juan Bautista y Director Espiritual de Nuestra Hermandad
Hermandad de San Juan recomienda utilizar cualquier navegador excepto Internet Explorer, como por ejemplo, Firefox. Si quiere instalarlo, siga estas instrucciones.
Diseñado por Pasión Software en Sevilla, más información aquí.